3.2.16

Tomates Rellenos - la receta que no fué -


Tomates


El otro día hablábamos con Romi sobre comida, éste es un tema que siempre sale en nuestras charlas.
La cosa es que, no me acuerdo como, pero surgieron los tomates rellenos, que a ella le encantan y a mí no me gustan ni un poco!

Yo sabía que tenía una historia con ellos. Y esa historia me quedó dando vueltas en la cabeza, así que hoy hable con mis hermanos y mi mamá a ver si la cosa era como yo creía o estaba confundida.

Cuestión que sí, mi memoria sigue 10 puntos...

Cuando era chica y llegaba el verano, empezaban a circular los tomates rellenos en casa, como que estaban baratos, había que aprovecharlos.

Pero para mí, que mi mamá los preparase era casi lo mismo que un castigo. “Mariana portate bien que preparo tomates rellenos eeeee??!!!”
Mi mamá siempre cocinó muy bien, pero esta comida… ay no sé!.

Ella los rellenaba con arroz, atún y mayonesa. El clásico tomate relleno con el que crecimos la mayoría de los treintañeros.
Que castigo!!! 

Lo más lindo es que o comías o te matabas de hambre porque antes se comía lo que había y calladito la boca.

Recuerdo que cuando mi mamá apoyaba la fuente en la mesa, yo sólo veía un cubículo rojo conteniendo arroz, un copete de mayonesa  y una aceituna o morrón. Si si, venía con decorado.

Mis hermanos y yo nos servíamos un tomate e instantáneamente lo dábamos vuelta, volcábamos el relleno en el plato y el tomate volvía vacio a la fuente.  Eso lo hacíamos con 2 o 3 tomates cada uno.
Esta comida siempre fue un fracaso en casa, siempre!! Pero cada verano se repetía.

Hasta que una vez, cuando planificábamos la cena para Navidad, mi mamá sugiere que preparemos los tomates. A ésta altura, ya no entendía su insistencia.
Con mis hermanos gritamos a coro: Nooo, tomates rellenos noooooo!!!!

Nunca más los preparó.

Hoy hablando con mi madre le pregunté qué pasaba con los tomates que quedaban vacíos, y me confesó que ella comía uno de cada uno de los que nosotros dejábamos (porque al parecer nos ofendíamos si se comía el tomate del otro) y los demás los tiraba.

Yo siempre sospeché que los tiraba!!
Y es obvio! Quién se quiere comer los cadáveres de tomates que todos dejan.


Al final, mi madre tuvo que aceptar que esa comida era algo que nunca debía volver a cocinar y yo por mi parte, después de más de 25 años, ayer 02/02/2016 preparé los tomates. 
Otra vez sólo comí el relleno…

Un abrazo,

Mariana


P.D.1: entenderás que éste post sale sin receta.



P.D.2: Si tenés una receta de tomates rellenos y creés que con ella me podés convencer escribí a mi mail antes que termine la temporada.
Si son tan ricos como decís los publico en el blog, querés?

13 comentarios

  1. Me mataste con esta entrada. Pobre tu madre comiéndose los tomates vacíos... Mi vieja es muy de lo relleno: te hace todo con relleno. Y obvio que si sobraba arroz blanco del mediodía ya sabíamos cuál era la cena. Siempre los tomates acompañados de huevos rellenos también. Yo no como mayonesa y mi hermana tampoco, así que a nosotras nos hacía con arroz, atún y queso blanco. debe hacer unos 20 años que no como tomates rellenos (salvo los de mi mamá, todos tienen mayonesa, así que paso) pero me has hecho notar que no los extraño....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viste Flor que raro lo que pasa con los tomates rellenos... a poca gente les gusta pero muchas madres se empeñan en prepararlos sin importarles ese detalle.
      Que bueno que no los extrañes, no te perdes de nada jaja

      Eliminar
  2. Jaja!! Qué buen post! Digamos que no entro todavía en el club de los treintañeros pero el tomate relleno siempre fue un clásico navideño en casa. Son los favoritos de mi papá! Yo soy bastante reacia al arroz blanco y no me gusta la mayonesa, así que imaginate... Sin embargo con los años fuimos reformulando la receta (más pulpa de tomate, menos arroz, más atún, reemplazar mayonesa por queso crema) y te diría que es una opción de comida saludable con onda muy buena!! Ja! Mi hermana la última Navidad trajo tomates rellenos y los hizo con cebollita de verdeo, probalo que es un golazo! Te mando un beso y seguí escribiendo así de lindo!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los voy a probar!!
      Tengo varias recetas que me pasaron y prometo que las voy a probar todas... viste que corajuda soy?!! jajaja
      Besote!

      Eliminar
  3. jaja...mi mama los sigue haciendo con papa y zanahoria tipo ensalada rusa todo bien chiquito, pero generalmente esto o huevos duros rellenos era porque lo que seguia no era muyyy abundante...misna costumbre adopte yo..,jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Bueno Lidia, al menos tu mamá instaló una tradición familiar!
      Igual, que bajón cuando el segundo plato te gustaba mucho y ya sabías que habia poquito!

      Eliminar
  4. JAJAJAJAJAJA!
    Aunque no entiendo la mala fama de estos pobres tomates (al fin y al cabo, una ensalada con esos mismos ingredientes creo que pasaría lo más bien) si recuerdo que yo odiaba los zapallitos rellenos con carne y queso arriba, sobre todo porque no me gustaban los zapallitos, menos calientes y menos la mezcla con el relleno. Hoy en día amaría que alguien me los cocine (me da fiaca cocinar carnes y la carne picada me da asquito, y si, ya se que puedo comprar y picar yo con procesadora, pero fiaca de nuevo).
    Morí por este post ¨anti-receta¨ y su anécdota, pobre tu madre, comiéndose 1 tomate de cada uno por celos fraternales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miercoles después de publicar el post hice zapallitos rellenos, nosotros los amamos! Pero me pasa como a vos que me da fiaca porque yo cocino todo por separado y despues preparo el relleno, dos cacerolas, una asadera, mas la salsa blanca... ufff es un montón. Igual son lo más!!

      Eliminar
  5. El drama, a mi modesto entender, con los tomates rellenos, es que el agüita de los tomates se mezcla con el agüita del atún al natural y puajjj!!! te queda una cosa aguachenta espantosa que cuanto más tiempo pasa desde que los preparás, peor se pone. Mi solución(puramente teórica porque no hice la prueba) sería cortar al medio los tomates, ahuecarlos y dejarlos un buen rato boca abajo así escurren bien, escurrir muy bien el atún y después darle el toque de humedad con mayonesa mezclada con queso crema, y si te pinta, cebolla de verdeo. Y ya que estamos, voy a arriesgar la posibilidad de que lo de ustedes haciéndole comer las mitades de cada uno era una especie de venganza colectiva silenciosa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con todo en tu comentario! Sobre todo con que lo que pasaba en esa mesa era una cruel venganza jajajaja.
      Con tantos tomates que tengo que probar voy a hacer lo de escurrirlos boca abajo, a ver si el agua fea se va de una vez por todas!

      Eliminar
  6. ja! genial!! Mi mamá los preparaba muy parecidos! pero si bien no es mi plato preferido, los comía!! Yo creo nunca los hice. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Qué copado el post! Yo tampoco soy fan de los tomates rellenos, ni de los zapallitos rellenos, aunque me copen los zapallitos y los tomates... igualmente si los fuera a rellenar lo haría con tabulé o con queso y pesto y al horno :)

    ResponderEliminar
  8. En mi casa hacían los tomates rellenos con arroz y queso rallado (queso duro rallado en casa...).Se los colocaba al horno (se cocinaban gratinados ) El secretoesta encondimentarlos bien y se comen tibios eran ricos yo los sigo haciendo y Me Gustan!!!

    ResponderEliminar

© Pasquín SistólicoMaira Gall