5.11.15

DIY: Exfoliante Para Pies con Menta





Desde que tengo memoria, bah desde mi adolescencia y mi consciencia de tener una piel sana, he probado productos caseros, ya sean mascarillas o exfoliantes.
Lo que sea que cierre los poros  de mi piel mixta o me deje los pies suaves o las manos humectadas, me viene bien.

Antes, cuando era chica, en casa no podía faltar la revista Ideas (creo que se llamaba Ideas para el Hogar, pero para nosotros era Ideas a secas) Era una revista genial. Llena de tips buenísimos para lo que sea. Si la conociste sabés de qué te hablo.

Recuerdo que siempre venían artículos sobre como tener la piel sana y resplandeciente. 
Una vez preparamos con mis amigas una mascarilla de leche en polvo y limón que ayudaba a secar los granitos que torturaban a una de nosotras. Solo ella tenía acné, pero las otras la acompañamos y nos bancamos estoicamente el olor a vómito de bebé en la cara (ninguna tenía hijos en ese entonces, así que ese fue nuestro primer acercamiento a  lo que vendría).

Las mascarillas caseras son lo más. Muchas porque realmente funcionan, y otras por el simple y magnifico ritual  de preparar algo que creés que te va a dejar la piel divina y bueno, obviamente con una palta aplastada en la cara no podes hacer nada. En ese momento estas ocupada… en vos.

El exfoliante que te traigo hoy es genial. Yo lo preparo siempre, aunque esta es la primera vez que le agrego menta.
La menta de mi jardín. Esa que tiene olor a chicle. Pero, obvio,  ponele la hierba o esencia que quieras, porque en realidad lo que te exfolia es el azúcar y lo que humecta es el aceite de oliva.

Para preparar el exfoliante necesitas 2 partes de azúcar por 1 de aceite por 1 cucharadita menta seca molida.
Yo usé oliva pero podés poner aceite de rosa mosqueta, aceite de coco o de girasol (tratá de usar aceites vegetales en vez de minerales y así hacés el combo saludable-ecológico- placentero).

Si tenés la piel seca también te sirve para el cuerpo.  Pero ojo con la cara, capaz es mucho aceite, vos ves.

Si lo guardás en un frasco cerrado en la heladera te dura 15 días en perfectas condiciones. Y te aseguras la excusa perfecta para cuando NECESITAS tu momento.

Pies en agua tibia, exfoliación homemade, un té rico y si podés una siestita… Suena bien no?

Prepará tu exfoliante casero y asegurate los pies divinos para éste verano!

Un abrazo fuerte y excelente fin de semana!


Mariana






6 comentarios

  1. Me encantó este exfoliante! Entre que ando siempre en patas y a veces sufro de deshidrosis mis pies son un desastre. En invierno no pasa nada porque están tapaditos pero ahora de pensar en sandalias + esos talones ya estoy sufriendo! Así que me viene bien el tip y de paso uso la menta que tengo!
    COnsultita, cómo lo aplicás? Porque vi lo del agua tibia y no terminé de entender. Perdón si pregunto una obviedad pero no la tengo muy clara con el tema de la belleza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te haya gustado el tip Flor!
      Simplemente pones los pies en un recipiente con agua tibia y después de un ratito aplicas el exfoliante y masajeas. Si querés los dejas otro rato más en agua después te secas los pies.
      Eso es todo.
      Que tengas un excelente finde! Beso!!

      Eliminar
  2. Nunca había visto un exfoliante para pies casero. Siempre para labios, cuerpo o rostro, pero como te digo nunca para pies.
    ¡Me apunto el post para llevarlo a cabo! :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buen DIY, re oportuno!
    Venía apreguntar lo mismo que Flor, así que gracias y lo voy a probar.
    Tu blog es hermoso... ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vani! Me alegra que re sirva el DIY. Besos

      Eliminar

© Pasquín SistólicoMaira Gall