16.4.15

Chips de Manzana

No sé si a vos te pasa, pero a mí hay vegetales que me llevan mentalmente a una estación. 
Por ejemplo los ananás y las sandías me llevan pensar en un verano caribeño. Aunque la sandía que compre es de una chacra de por acá nomás.
Lo mismo es con las manzanas y los zapallos. Ellos me llevan a pensar en otoño, en calidez y en hornos prendidos cocinando algo con amor.
Capaz estoy delirando eh (será que le empecé a poner cedrón al mate???) Pero bueno eso me pasa.

Mi hija menor, Sara, es mi compañera de andanzas. Tiene 3 años y todavía no va a la escuela. Así que a donde voy, ella viene conmigo.
El otro día fuimos al supermercado mientras los dos mayores estaban en la escuela. Cuando llegamos al sector verdulería, Sarita se fue directamente a las manzanas verdes. Ella ama las manzanas! Y las que había ese día en la góndola eran de un color verde tan brillante que llamaban la atención de cualquiera.

No te voy a mentir, para mí cuando la fruta es tan perfecta mmmm... no sé. No me gusta mucho. Será que en la naturaleza no es todo igual. Pero bueno, igual trajimos 5 manzanas.
La cosa es que las manzanas perfectas no lo eran tanto. Les faltaba maduración y estaban demasiado ácidas.
Pero como la comida no se tira y si le buscás la vuelta puede resultar algo bueno, se me ocurrió hacer unos chips. Geniales para cuando tenés ganas de picar algo o para agregar al desayuno. O si los cortas chiquitos se los ponés al cereal o a la granola.
Quedan riquísimos y son muy muy fáciles de hacer.
Solo tenés que tener la precaución de mantener el horno en mínimo y de mirar cada tanto para que no se quemen (se queman bastante fácil). Pero después, nada, esta receta casi ni cuenta como receta.

Ingredientes:

  • 3 Manzanas (del color que quieras)
  • 100 gr. de azúcar
  • 100 cc de agua
  • Canela o lo que quieras para aromatizar
  • Jugo de 1/2 limón

Encender el horno a temperatura media baja y dejar precalentando.
Hacer un almíbar con el azúcar el agua y la canela.
Retirar del fuego y agregarle el jugo de limón.
Cortar las manzanas en rodajas bien finitas (yo lo hice con cuchillo pero si tenés mandolina mejor)
Colocar las rodajas dentro del almíbar por unos diez minutos.
Disponer en una asadera sobre papel manteca.
Cocinar en la parte más alta del horno hasta que estén sequitas (más o menos 1 hora)
Conservar las rodajas crudas dentro del almíbar mientras las otras se están cocinando.
Cuando las sacás del horno todavía están un poco blandas, cuando se enfrían terminan de endurecer.
Para que no se humedezcan es mejor guardarlas en un frasco o en una lata dentro de la alacena.

Duran pocos días, pero si estás en plan de alimentarte más saludablemente vale mucho el esfuerzo. Te aseguro que te calman mucho la ansiedad de comer algo dulce.

Te mando un abrazo fuerte y contame si haces los chips o alguna otra receta. Me encantaría saber!!

Mariana





2 comentarios

  1. me encanta como quedan!! y te juro soy igual... cuando veo muy perfecta la fruta, me suena a que quizas no sean tan ricas... como te pasó a vos!! Besos!

    ResponderEliminar
  2. Estas manzanas se salvaron gracias a los chips. Honestamente no se podía hacer mucho más. La próxima ni las compro :)
    Abrazo!!

    ResponderEliminar

© Pasquín SistólicoMaira Gall